Gramolino

Gramolino nace hace 15 años con el objetivo de rescatar el consumo de granos andinos ancestrales. Nelly Moreno, su fundadora, dice que inicialmente solo se dedicaron a la distribución de harinas y granos, pero que ahora cuentan con sus propios productos. Su emprendimiento ha crecido por su compromiso y su visión de futuro. La razón de su éxito, según cuenta Moreno, se da gracias a uno de sus principios fundamentales: el comercio justo. Esto garantiza que se valore el trabajo de los distribuidores, que son en su mayoría comunidades rurales, y también protege al consumidor final que se asegura comprar un producto con el precio justo, el peso correcto y de calidad Premium. Incursionó hace 7 años en el amaranto por una situación personal pues su cerebro dejó de producir serotonina. Actualmente Gramolino se encuentra potenciando Amatí, su producto de mayor crecimiento. Esta es una bebida hecha a base de amaranto, que es considerado un ‘superalimento’, y con sabor a maracuyá y uvilla. Pero Nelly Moreno, nuestra empresaria de éxito,  siempre hay que seguir creciendo y ahora quiere que su producto, que es el primero de su tipo en el mundo, cruce las fronteras del país y llegue al resto de América y Europa. Y no está lejos de lograrlo gracias al apoyo de programa Al Invest de la Cámara de Comercio de Quito, que, además, le está ofreciendo la ayuda necesaria para obtener las certificaciones Gluten-Free, Fair Trade y Kosher.  Por esto y mucho más, Nelly Moreno es nuestra empresaria de éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *