La Cámara de Comercio de Quito rindió homenaje a tres grandes figuras empresariales

Foto: De izquierda a derecha, Patricio Donoso, Morice Dassum, Alberto Dassum, Alberto Deller, Jorge Abedrabbo Agiam

Con el objetivo de reconocer la fructífera labor empresarial que ha generado fuentes de trabajo y contribuido al progreso y desarrollo económico del país, el Directorio de la Cámara de Comercio de Quito a través de su presidente Patricio Alarcón, confirió ayer el reconocimiento al Mérito Comercial “Manuel Jijón Larrea” a los empresarios: Jorge Abedrabbo Agiam, Fuad Dassum Armendáriz y Alberto Deller Maier.   En el evento también se dio lectura y se entregó, una carta de parte del presidente de la República, Lenin Moreno a los tres empresarios. “El Ecuador identifica en ustedes el liderazgo y éxito empresarial responsable, ética y sensible que ha apoyado a la industrialización y progreso del país desde cada una de sus áreas de desempeño profesional”, dice parte de la carta.

Por su lado, Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, en su discurso, resaltó el ejemplo que constituyen estas personalidades para las nuevas generaciones. “Hoy en la Cámara queremos tomarnos el tiempo para agradecer a ustedes que con hechos no con palabras han aportado muchísimo a la capital y el país. Queremos resaltos los logros como pioneros de la industria, el comercio, los servicios y la construcción. Es nuestro deber seguir el ejemplo de personas que con visión, perseverancia, ética en el trabajo y principios han creado fortuna y han preparado a sus sucesores para seguir con su legado”.

En nombre de Jorge Abedrabbo Agiam, habló su hijo, Jorge Abedrabbo Larach, quien relató la historia de su padre en el mundo del comercio y la industria en primera persona. “En el año 1957, debido al conflicto bélico decidí salir de Palestina, luego de un mes de viaje, llegamos a la isla Puná (…)   Agradezco haber escogido esta tierra para vivir. Fue Riobamba la ciudad en donde decidí instalarme para iniciar mi negocio.  (…)  Creí en el desarrollo del país, en su potencial económico y los sinsabores de la política nunca nos detuvieron, más bien, esas circunstancias, a veces muy difíciles, nos daban fuerza para avanzar en nuevos proyectos y nuevas líneas de producción. Hoy me siento bendecido por haber contribuido con esfuerzo para el comercio y la industria del Ecuador”.

El empresario Morice Dassum, hijo de Fuad Dassum Armendáriz, recibió la distinción en su nombre. En su discurso destacó “Su legado a nuestra familia, va más allá de un negocio de éxito, sino de un ejemplo de trabajo, don de gente, perseverancia y honorabilidad. Agradecemos al Directorio y a su Presidente por este reconocimiento”, recalcó.  

Alberto Deller Maier resaltó sus sentimientos de agradecimiento por el reconocimiento. “Nos inspira a seguir trabajando por el país, hace 62 años con el apoyo de mi esposa empezamos con una pequeña empresa en el centro de quito y fueron años de grandes sacrificios y constancia”.   El homenaje se realizó  el jueves 13 de junio de 2019, en el Penthouse del Edificio Las Cámaras a las 18:00 y  contó con la presencia de autoridades del cuerpo diplomático, empresarios, líderes gremiales y representantes del sector público y privado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *